Microshading

Microshading

¿Que es el Microshading?

Para nadie es un secreto que la tecnología está presente en varios campos de nuestra vida y que la misma se encuentre en constante desarrollo permitiendo crear alternativas a múltiples tareas. En el mundo de la salud, y en este caso, de los cosméticos, se ha podido mejorar la forma en que es posible maquillarse. Por esto, hace acto de presencia el “Microshading” un nuevo método de lograr cejas perfectas.

Pero ¿qué es el Microshading? Muy simple, es una nueva forma de pintar un área del cuerpo y de manera casi permanente. Este método se lleva a cabo con unas agujas especiales que se encargan de agregar pigmentos a los poros en el área seleccionada y así dejar un acabado que vaya acorde con el color de piel del cliente y que termine cubriendo aquello que desea camuflar.

Si bien en algunas partes de este artículo nos referimos al Microshading en las cejas (ya que es el que más se lleva a cabo), se puede aplicar en otros lugares. También es posible aplicarse en labios, en ojos y más recientemente se ha creado el Microshading capilar. A veces este tratamiento es buscado por personas que desean camuflar ciertas cicatrices resultantes de accidentes u operaciones.
Este tratamiento es ideal para deportistas, ya que el aplicar cosméticos no sale muy recomendable, ya que cuando realizan sus actividades con regularidad van perdiendo el acabado deseado. Este proceso, al ser semi permanente, evitará que deban preocuparse de que la zona en cuestión no se ve como ellos desean. Eso sí, hay que pensar en el momento cuando se requiera un retoque.

Por si te lo preguntas, este tratamiento no es lo mismo que realizarse un tatuaje, por lo que tarde o temprano se irá perdiendo el color hasta que toda la zona recupere su tono natural. Es un proceso indoloro y su duración depende de los cuidados que se lleven a cabo, pero se estima que puede durar sin problemas entre uno a dos años.

La intensidad de color de los pigmentos va disminuyendo con el paso de los días durante la recuperación. Esto se debe al proceso natural de regeneración de la piel. Por ello, el cliente debe de volver al consultorio para realizar los debidos retoques de la zona en cuestión después de su total recuperación.

Es normal que durante la recuperación la zona en cuestión se irrite, adquiera un color rojo, de comezón o aparezcan pequeñas costras. Esto es totalmente normal, ya que son reacciones naturales de la piel a la hora de regenerarse.

Después de realizarse el procedimiento, el cliente puede realizar actividades del día a día sin ningún problema. Por supuesto, necesitará aplicar diversas pomadas en la zona y tener ciertos cuidados, como por ejemplo evitar aplicar cualquier otro tinte o pigmento en el área en cuestión. La recuperación total puede durar de 5 a 7 días y se debe de mantener la zona hidratada con frecuencia para que la piel no pierda su elasticidad y el pigmento se endurezca.

Microshading en las cejas

La diferencia más clara entre el Microshading y el Microblading es que el primero consta en aplicar pigmentos en la piel y dar un acabado similar a los cosméticos utilizados con normalidad. Mientras que el segundo busca dar un efecto de vello simulado, y el cual termina durando menos debido a la diferente aplicación que se lleva a cabo.
La persona que se vaya a realizar este tratamiento decide cuál será el acabado final de sus cejas, por lo que no hay que preocuparse de que el resultado parecerá muy llamativo o poco natural.  Este tratamiento es ideal para aquellas personas que sufren de una caída de cabello constante, con unas cejas muy finas o inconsistentes. Un ejemplo de esto es que haya más vello al principio que al final.

¿Qué debo de tener en cuenta antes de realizarme este tratamiento?

Siempre es recomendable acudir a tu médico de confianza antes de realizar procedimientos de este tipo, todo esto para tener la seguridad de que nada fuera de lo normal pueda suceder. Debes de tener en cuenta que, si sufres de una enfermedad como la diabetes o afecciones en el sangrado, es mejor no aplicarse el Microshading, esto debido a que pueden ocurrir problemas durante el proceso de recuperación.

También si eres una persona que sufre de alguna afección en la piel tampoco es recomendable aplicarse este tratamiento. A su vez, si tu trabajo requiere estar expuesto varias veces durante el día al sol, es de igual forma poco recomendable. Esto se debe a que la zona debe de estar humectada con frecuencia y la exposición prolongada a los rayos del sol puede complicar la curación.

Una de las pruebas que se realizan antes de aplicar el Microshading es la prueba de alergia, todo esto para comprobar si tu piel no tiene problemas al asimilar este tipo de pigmentos en los poros a la hora de aplicarse.

Si todo en tu cuerpo se encuentra bien y tienes el dinero necesario para realizar este tratamiento, hazlo sin dudarlo. Los resultados siempre satisfacen las necesidades del cliente, debido a que su acabado resulta natural y elegante a la vista, donde se termina teniendo unas cejas perfectas. Recuerda siempre buscar profesionales a la hora de tomar decisiones como estas.

¿Este tratamiento es costoso?

Como es normal, el precio del Microshading depende de la ciudad donde vivas y del consultorio en el cual vayas a realizarte dicho tratamiento. Se estima que este puede tener un coste aproximado a los 350 euros, pero es posible encontrar un precio más bajo preguntándole a diferentes especialistas en el tema.

Obviamente, se necesita asistir varias veces al consultorio, una primera consulta para recibir una orientación sobre el tratamiento, otra para llevar a cabo las pruebas necesarias y por último aquella donde se vaya a llevar a cabo el tratamiento. Debido a que con el paso del tiempo se pierde el pigmento, también se debe de tener en cuenta que se debe asistir de nuevo para realizar diversos retoques y mejorar el acabado.