Microblading de cejas para rubias

Microblading de cejas para rubias; No son pocas las mujeres que se sienten inseguras por tener cejas irregulares o poco frondosas. Es algo quizás mucho más grave cuando de rubias hablamos, puesto que la sensación y apariencia de vacío son más notorias por la tonalidad clara. En estos casos el uso del lápiz de cejas se volvió poco a poco en una obligación, pero con la llegada de la técnica del microblading todo cambio.

Pero aun así, el microblading es una técnica que genera muchas dudas y preguntas. ¿Duele? ¿Cómo quedará la forma de mis cejas? ¿Y si no me gusta cómo quedan? ¿Es definitivo? Para resolver todas estas dudas, lo principal será comprender en esencia lo que es esta técnica.

¿Qué es lo que me ocurrirá con el Microblading?

Debes conocer que este tratamiento dura entre unas 2 y 2 semanas y media. Y que no, no es definitivo. Los resultados durarán aproximadamente un año, además de que existen alternativas de reversibilidad si no quedas contenta con los resultados.

Lo primero que harán a tus cejas será una pequeña prueba en tu piel, para poder comprobar si eres alérgica al tinte. Deben pasar unas 24 horas de esta para conocer si hay reacción o no. En caso de que todo esté bien se puede proceder. En la primera cita hay que analizar tus cejas para determinar si existe algún impedimento para el tratamiento por igual. ¿Qué puede interponerse? Las manchas por ejemplo. No se pueden realizar punciones sobre manchas.

Para el día del inicio del tratamiento en sí, te explicarán todos los detalles del mismo, también deben mostrar todos los materiales desechables que se usarán. Las dudas son expuestas en este punto y deben tener una respuesta. Pero debes recordar que si te arrepientes en medio de la sesión, no te pueden obligar a continuar con el mismo, es una decisión tuya.

Cuando las dudas están resueltas, y tus cejas desmaquilladas, comenzarán a realizar un trazo de la forma ideal en tus cejas. Ello usando un lápiz. Para esto se toman en cuenta tus facciones y la forma natural de la cejas. Sin embargo, este paso es uno sujeto a muchos cambios, porque se pueden realizar decenas de dibujos hasta encontrar el perfecto que consideres al verte en el espejo. Una forma natural, que no sea forzada es la meta a alcanzar con sencillez. 

Microblading de cejas para rubias
Microblading de cejas para rubias

Después es tiempo de buscar el tono adecuado para tu tono natural de pelo. Para las rubias este paso puede ser un poco complicado, pero con la asesoría correcta se pueden tener resultados espectaculares. 

Cuando el tono ya se tenga seleccionado, será tiempo de aplicar el pigmento trazo a trazo. Para esto se emplea una pluma desechable que posee en un extremo agujas de un tamaño muy pequeño y que se encargarán de realizar micro cortes en la piel. Estos son de un tamaño menor a los realizados en la micropigmentación.

Los cortes son realizados siempre en la dirección natural por donde crece el pelo, y en realidad el trazo es uno realizado de forma superficial. Algunas mujeres dirán que duele, otras sentirán que son pinchazos soportables. Lo cierto es que lo siguiente es realizar tres repasos, ello por cada trazo para poder fijar el pigmento. Después seguirá la aplicación del tinte, y mientras coge este, se iniciará con la otra ceja.

 

El microblading de cejas para rubias permanece visible aproximadamente entre un año o año y medio. El tratamiento se realiza entre unas 2 semanas y 2 semanas y media.

Mis cejas están muy oscuras ¡ayuda!

Es usual que al finalizar el proceso notes que el tinte es muy oscuro. Puede que el pánico te quiera invadir pero no te asustes, porque el tinte bajará. Por lo que es un proceso que irá mejorando de aspecto a medida que los días vayan pasando.

La duración de los resultados óptimos partirá de 8 a 12 meses. Pero puede durar más tiempo. Si comienza a degradarse antes de tiempo, los retoques pueden ser de gran ayuda.

 

Microblading para cejas rubias, ¿Cómo cuido mi tratamiento?

Como todo tratamiento de este tipo, necesita de ciertos cuidados. Debes recordar que tus cejas se someterán a pequeñas heridas. Por lo que debes taparlas en la fase de cicatrización y emplear una crema reparadora.

También debes proteger tus cejas del sol y no las toques con las manos sucias. Límpialas con jabón con PH neutro, y no expongas las heridas a maquillajes o aguas con cloro.