Microblading: ¿Cuándo se cae la costra?

Modelo con Microblading

Microblading: Cuando se cae la costra

El Microblading es una de las técnicas utilizadas para dibujar las cejas de forma semipermanente. En la misma cada pelo es dibujado de forma individual para obtener un resultado más realista. Esta técnica, junto con la micropigmentación, vienen reemplazando el tatuado de hace unos años en que las cejas tenían una apariencia artificial.

La misma consiste en realizar unos cortes muy finos con un bisturí que se conoce como “tabori”. Una vez realizados se coloca el pigmento que se depositan en la capa basal. Las cejas realizadas con este procedimiento pueden durar entre un año o años y medio.

El proceso dura aproximadamente una hora. Para el mismo se utiliza anestesia local aplicada como crema o gel, es por lo tanto indoloro. Se recomienda hacer pruebas preliminares para descartar la posible alergia a los pigmentos a utilizar. Una vez realizado, se puede sentir un leve ardor y tener algo de inflamación.

Debido al principio de los cortes para poder aplicar el microblading, se pueden formar costras muy pequeñas. Esto es algo completamente normal y se debe al proceso de cicatrización del tejido. Las mismas son por lo general bastante leves, si se da el caso que son más gruesas entonces no es tan común.

¿Qué costras se pueden formar?

Usualmente se forman unas pequeñas costras como parte del proceso de cicatrizar y recuperar el estado normal de la piel de las cejas. En el caso de que se formen escamas muy gruesas, existe la posibilidad de que la misma se lleve parte del pigmento puesto en la cejas. Esto puede resultar en que la pigmentación se vea con pequeños baches y pierda la regularidad que se espera de realizar el microblading.

Tiempo de formación de la costra

Las costras que son ligeras se pueden observar en el día 5 después de la aplicación de la técnica. Lo más usual es que para el día 9, es decir, unos cuatro días más tarde de la aparición de la costra, ya se haya caído la misma. En estos momentos se puede ver que la ceja tiene una coloración más clara que la que tenía al principio cuando se aplicó el microblading. Como está cayendo, aún es posible tener zonas algo irregulares.

Unos 12 días después de que se cae la costra, se puede observar que la pigmentación de la ceja ya es regular y uniforme. El color de la misma se mantendrá de esta manera, siendo el 85% del total del pigmento aplicado al inicio.

¿Por qué se forma la costra?

Como mencionamos anteriormente, la costra se forma como parte de la cicatrización. Para poder hacer microblading se realizan pequeños cortes en lo que sería la capa epidermis, siendo la región ideal para que el pigmento se mantenga por más tiempo. Es justa la profundidad correcta para no dejar cicatrices o que sea un tatuaje. La misma es una mezcla de los pigmentos con la sangre de los cortes.

Es posible que no se formen costras en algunos casos en que se aplica el procedimiento. Por otro lado, cuando se realizan unos cortes más profundo de lo necesario y se forman costras más gruesas, estas son de cuidado por posibles infecciones o la posibilidad de que se forman cicatrices de forma permanente.

¿Cuándo caen las costras?

Las costras formadas es importante que se caigan de forma natural, quitarlas es inadecuado para lograr una cicatrización correcta. Al caer se llevan parte de la coloración colocada y esto es una parte normal del proceso, si se quitan es más probable que se pierda una mayor cantidad del pigmento.

Si las costras suelen causar picazón o una mayor incomodidad, es importante consultar con el especialista en la técnica para conocer qué recomienda y alternativas posibles.

Duración de la costra

Si bien la costra se forma entre los primeros 3 a 5 días, aquellos que se han realizado el procedimiento conocido como Microshading puede que tengan una conformación más temprana y que incluso tarde más en caer. Debería comenzar a caerse unos 5 días después de su formación. Al mes del procedimiento es posible tener los verdaderos resultados.

En caso de que se observe irritación, enrojecimiento, costras muy gruesas y grandes, se deben tomar previsiones, pues es posible que se trate de una infección en el corte realizado.

Alternativas para no tener costra

Puedes dejar que el microblading tenga una cicatrización seca, es decir, que se forma la costra y se deja ella misma caer. Esto hace que el trabajo realizado tenga un aspecto más detallado y fino, aun cuando la costra sea un tanto más notable.

Se puede utilizar, sin embargo, la cicatrización con el uso de una crema tópica. En este caso la costra que se forma es más delgada, pero el detalle trabajado en la ceja se pierde más. Sigue siendo una alternativa para aquellas personas cuyas costras sean especialmente molestas. Se recomienda el uso de Bethaden o Vaselina para la hidratación de las costras.