Microblading ¿cuando baja el color?

color microblading
cuando baja el color del microblading

Microblading cuando baja el color

Tu rostro siempre será tu imagen, lo primero que vean de ti y una de las principales partes de ti en la que se fijarán constantemente. Es ideal que poseas un rostro cuidado y limpio, con una apariencia sana y natural. Uno de los principales rasgos de un rostro cuidado son cejas bonitas.

Las cejas siempre han sido subestimadas por muchas personas hasta que llega el momento en el que no están visualmente agradables. En ese instante se empiezan a dar cuenta de lo importantes que son para que el rostro se vea limpio, agradable y presentable.

Para solventar este problema, se suelen usar técnicas de micropigmentación. Existe el método de reparación facial llamado Microblading y el tradicional. Por varias razones que derivan en un resultado más estilizado, se suele utilizar el Microblading.

¿Qué es Microblading?

El Microblading es un tratamiento cuya técnica se enfoca en maquillar de manera semi permanentemente. El fin es rellenar, así como dar forma a la ceja, modificando la forma o dándole color. Al utilizar esta técnica por encima del resto, obtendrás un resultado más sutil el cual se verá más natural.

Existen diversas razones por las que se puede buscar la utilización de Microblading. Puede ser debido a que se desea alcanzar un estándar particular de belleza facial en relación a las cejas o por un problema dermatológico que se ha generado con el tiempo.

Sin importar la razón, Microblading es la técnica ideal para utilizar en estos casos. Si deseas cuidar tu piel y tener de nuevo el color correcto en las cejas, te podemos recomendar que utilices esta técnica.

Entendiendo el proceso del Microblading

Es posible que sintamos curiosidad de cómo funciona este proceso, así como ansiedad o temor al saber que debemos recibir la aplicación del mismo. Si este es tu caso, te explicaremos el método a continuación para que puedas tener una idea general del proceso por el cual debe pasar el estilista profesional a la hora de aplicar Microblading a tu rostro.

El primer paso es la medición de las cejas. En este caso se debe tener en cuenta el tamaño y forma ideal de las cejas resultantes. Si el cliente desea algún diseño específico se debe tener en cuenta, si se desea un resultado natural se debe realizar el procedimiento de medición pertinente más favorecedor para el rostro.

Al haber obtenido las medidas, el estilista deberá simular con un lápiz el resultado. Esto se realizará para que la persona que desea aplicar la técnica en sus cejas pueda ver un boceto del resultado final. En este momento la persona puede realizar cualquier ajuste o cambio que desee.

Después se debe escoger el color del pigmento, usualmente se escoge el mismo color que el cabello y cejas de la persona, sin embargo, existen casos de personas que desean elegir un pigmento distinto. Es importante destacar que apenas se ha terminado la aplicación de la técnica, el color se verá un poco más oscuro de lo deseado. Al pasar los días se obtendrá el color ideal.

Se aplica una anestesia local en la piel de la persona. Esto se realiza para que la persona no sienta ninguna molestia. El profesional posteriormente realizará el proceso de diseño y relleno de huecos “pelo a pelo” en el cual se obtendrá el resultado final.

Finalmente, se cubre la ceja por completo con una capa del color deseado. Esto permite que la piel absorba el color deseado sin problema alguno. Al finalizar la sesión se le colocará silicona médica a la persona para protegerla de infecciones o cualquier problema. Es importante recordar que durante el proceso se realizan pequeños cortes y perforaciones superficiales las cuales deben cuidarse y protegerse.

¿Cuándo empieza el Microblading a bajar el color luego de aplicado?

El Microblading cuando es aplicado posee una pigmentación muy fuerte, más que el color deseado. Parte de la razón es que la piel está descubierta y se ve directamente los pigmentos. Cuando empieza a curarse, las cejas toman casi la mitad del color aplicado. Esto suele pasar luego de una a dos semanas, en algunos casos un mes.

Retoque debido a la baja del color.

Es importante hacer una sesión de retoque. Ya a las seis o cuatro semanas, la piel se ha curado por completo. En este punto el color ha bajado en gran cantidad, por lo que es necesaria una sesión para retocar el Microblading. Además, esa sesión de retoque es cuando se termina de perfeccionar el trabajo realizado, observando si es necesaria alguna modificación.

Baja del color con el tiempo

Después de hacer una sesión de retoque, el color y la forma debería establecerse de la manera correcta. Esta técnica debería durar al menos un año, en algunos casos puede durar hasta tres años. Los principales factores que definen en qué punto empezará a bajar el color es la juventud de la piel, el tipo de piel y el tiempo que haya pasado desde que se realizó el trabajo.