El microblading día a día

microblading dia a dia

El microblading día a día

El microblading es el proceso mediante el cual se introducen pequeños pigmentos dentro de mini cuchilladas realizadas anteriormente en las cejas. Al solo describir este proceso es obvio que se necesitará de un cierto tiempo para que estas heridas cierren completamente. Y mientras esto podría causar algunas molestias en el día a día, quizás puedan ser dolores o simplemente incomodidades no muy profundas.

Pero no todo es malo ya que al mismo tiempo que se van presentando las molestias, se irán presentando los cambios que se buscaban, en primer lugar al realizarse un microblading. Estos al igual que las posibles molestias se irán presentando progresivamente con el tiempo.

Durante la cicatrización es normal el sentir algunas escamas, parches o incluso perdida de algún pigmento, aunque todo esto dependerá de tu tipo de piel, la zona en la que vives y la exposición al calor sin mencionar obviamente el cómo cuides tu piel después del microblading.

La gran mayoría de veces la cicatrización necesita de al menos 4 semanas para terminar, en las cuales podrías notar cambios repentinos de intensidad del color pero esto sería una parte normal de la cicatrización así que al final la piel terminaría su cicatrización correctamente.

Entonces se tiene una evolución constante en este apartado, sin embargo, es común tener curiosidad en conocer la evolución diaria de este procedimiento. A continuación se relataran los cambios día a día de esta técnica. 

Microblading día a día, resultados y tiempos.

  • El día 1: Seguro estarás emocionado o emocionada por tus nuevas cejas, pues verás al momento el resultado que habías deseado, unas cejas perfectas y completamente nuevas.
  • Del día 2 al 4: Quizás notes que tus cejas son mucho más oscuras de lo normal, incluso más de lo que tú esperabas pero esto no es algo de lo que preocuparse. Ello es debido a que son solamente los pigmentos haciendo efecto, relájate pues este color tan fuerte desaparecerá eventualmente y volverá a la normalidad.
  • Del día 5 al 8: A partir de estos días podrás notar que tus cejas están más secas de lo normal y quizás sientas algunas escamas. Es algo normal y no hay de qué preocuparse a menos de que toques o quites las escamas, pues esto puede resultar en algún pigmento arrancado, lo que dañaría el proceso hecho o como mínimo reduciría la efectividad de este.
  • Día 9 y 10: Quizás esta es una de las fases más preocupantes para todas aquellas personas que se hacen un microblading, porque parecerá que las cejas desaparecieron. Algo de nuevo de lo que no hay que preocuparse en absoluto, pues estas siguen en su lugar, además esta es la razón principal por la que es necesario hacerse un retoque, para evitar esa preocupación.
  • Finalmente entre los días 11 y 28: Las cejas volverán a aparecer pero viéndose de forma irregular, lo que podría traducirse en que vuelven pero solo una parte de ellas, o si prefieres dicho de otra forma incompletas durante el paso de estos días que son los últimos. Estas faltas se irán llenando por sí solas mientras pasa el tiempo, aunque si se da el caso de que pasados los 17 días, hay alguna parte que no ha recuperado el color se puede rellenar ese espacio con un retoque. Durante los últimos días la piel terminará el proceso de cicatrización y se necesitará un retoque para reforzar el color.

Retoques de Microbalding

Pasadas unas semanas después de la completa cicatrización podrás notar cómo tus cejas se ven espectaculares y el sentimiento que tuviste al verlas el primer día volverá a ti sin ninguna duda.

Cabe resaltar que hay algunas personas que tienden a expulsar el pigmento de forma mucho más frecuente que las demás. Lo que podría llevar a necesitar varios retoques aunque esto quedará a decisión de la persona, el expulsar más o menos pigmentos dependerá de factores como el lugar en el cual se vive, el calor al cual esta expuesta la zona, la alimentación y los cuidados que se le dan a la piel.

Aunque no es muy frecuente que la gente necesite más de 3 retoques, puesto que según estadísticas esto sucede solo un 15% de las ocasiones, y son exactamente porque todas las condiciones mencionadas anteriormente fueron cumplidas.

Y esos son esencialmente todos los “inconvenientes” que se podrían presentar durante la cicatrización de las cejas. Como se puede apreciar es posible que te lleves algunos sustos y te preocupes por la decoloración repentina que sufren tus cejas, pero como se ha mencionado anteriormente, esto es parte normal de la cicatrización. Así que no te preocupes por esto porque mientras sigas las precauciones, no tendrás problemas a largo plazo y podrás disfrutar de tus nuevas cejas.